Últimas reflexiones
Martes, 31 Julio 2012 18:22

Cómo proclamar la Palabra I

En este artículo nos proponemos dar algunos consejos muy prácticos para mejorar la proclamación de la Palabra de Dios en la Misa y los demás sacramentos. No es un asunto de poca monta; la lectura que se hace de los textos sagrados, dependiendo de cómo se haga, puede ayudar a la mejor disposición interior de los fieles o puede auyentarla. Pero antes de enumerar algunos puntos muy concretos, digamos alguna palabra sobre este ministerio tan importante.

La proclamación de la Palabra de Dios también forma parte del oficio del predicador. En la Iglesia, casi siempre la homilías o el sermón están precedidos por la lectura del Evangelio o de algún texto bíblico. Pero además al sacerdote o al diácono sólo está reservada la proclamación del Evangelio en la Santa Misa y en algunas otras celebraciones sacramentales. Los demás fieles también participan de este ministerio y los criterios que se pueden dar para ejercerlo correctamente se aplican por igual a todos.

Sábado, 28 Julio 2012 09:10

Como un paisaje estéril

¿Tienes la impresión de que tus prédicas son estériles? ¿Te encuentras desorientado? Tal vez te esté sucediendo algo que señala el padre valenciano Jesús Martí Ballester: “La esterilidad de la predicación hay que achacarla a falta de vida interior, consiguientemente a falta de celo, que busca decir las cosas más necesarias para la salvación y santificación de las almas, y decirlas de la manera que el pueblo entienda mejor. Cuando no hay vida interior ni celo falta la humildad para partir el pan a los pequeñuelos: parvuli petierunt panem et non erat qui frangeret eis (los pequeñuelos piden pan: no hay quien se lo reparta), es decir a falta de hacer una predicación humilde y popular, que supone desprendimiento y pobreza de espíritu. Falla también entonces el sacrificio y entrega que supone la preparación de una predicación densa y nutritiva, basada en la meditación de la Sagrada Escritura”. ¿Y esto qué significa? 

Publicado en Artículos
Sábado, 28 Julio 2012 00:00

San Agustín de Hipona (354-430)

San Agustín, Obispo y Doctor de la Iglesia ha sido considerado siempre una de las figuras más prominentes de la Iglesia Católica. Su extraordinaria inteligencia, su facilidad de palabra y su prolífera obra literaria, pero sobre todo su amor a la Iglesia y su testimonio de santidad, lo convierten en un verdadero modelo para los ministros del Evangelio y para cualquier cristiano.

Tal vez su más conocida obra son sus “Confesiones”, que comenzó a difundirse ya durante su vida. Él mismo afirmaba que el motivo por el que gustaba tanto esa obra, era que a la gente gusta mucho “deleitarse con los pecados ajenos”. Lo cierto es que dicho libro ha acercado a cientos de personas a Dios. Está escrito con un lenguaje poético y al mismo tiempo cercano y directo. Aunque está escrito con un estilo particular –en forma de una “confesión” autobiográfica–, refleja una prosa-retórica y una expresividad extraordinarias, la misma que se ve en sus sermones y en todos sus escritos.

Publicado en Predicadores
Martes, 26 Junio 2012 19:44

¿Adónde dirigir la mirada?

Uno de los dilemas que enfrentan los oradores diletantes, como sucede frecuentemente con los sacerdotes recién ordenados que no han tenido un entrenamiento especializado en oratoria, es que no saben adónde dirigir la mirada. Una de las recomendaciones que se suele dar es escoger un punto al fondo del recinto, ligeramente por encima de los oyentes, y mirar hacia ese lugar; en términos generales esa técnica funciona y es un buen recurso para ciertas situaciones: cuando no se sabe adónde mirar, se está nervioso o se tiene un poco de miedo, no se conoce en profundidad el discurso –y por lo tanto se necesita una cierta concentración para seguir el hilo conductor–, etc. Estas y otras situaciones pueden hacer que la mejor opción sea mirar hacia el fondo. Mirar hacia abajo, hacia arriba o hacia los costados, nunca es algo recomendable, a menos que se quiera dirigir la mirada en un momento dado para señalar algo o “teatralizar” una idea.

Publicado en Artículos
Domingo, 24 Junio 2012 13:33

"Effective Preaching"

Este libro se publicó por primera vez en 1951 y luego en una segunda edición en 1960. Pero extrañamente no volvió a ser publicado. Es un excelente manual de predicación, en primer lugar porque está escrito con un lenguaje muy didáctico y con gran sentido práctico, y en segundo lugar porque cubre prácticamente todos los aspectos que tienen que ver con la homilética y la predicación. Pero ya que resulta muy difícil acceder a este material, no sólo por el idioma sino por lo que se explicó antes, iremos colocando extractos del texto traducidos al español con algunos comentarios. Por ahora les ofrecemos la Introducción completa. Como pueden observar, está escrita en un contexto distinto, que es el de la iglesia antes del Concilio, con un entorno cultural y mediático un poco distinto. Pero en sustancia las cosas no han cambiado tanto. Se han añadido algunos comentarios para hacerlo un poco más actual.

Publicado en Biblioteca
Miércoles, 20 Junio 2012 08:02

Importante

En la sección Ideas para Hoy encontrarás todos los días un pequeño guión de propuesta para la homilía. Para los días domingo y las solemnidad se propondrá material más abundante.

Publicado en Artículos
Miércoles, 20 Junio 2012 07:36

Preparación vs. Improvisación

Cuentan que en una ocasión preguntaron a Winston Churchill, famoso por su fina oratoria y por sus discursos encendidos y geniales, cómo hacía para improvisar de una manera tan magistral –de hecho las improvisaciones de Churchill quedaron para siempre en el hall de la fama de los mejores oradores–, y su respuesta fue: “es porque dedico mucho tiempo a preparar mis improvisaciones”.

Hasta aquí probablemente te parezca que nos equivocamos con la foto, que en lugar de representar a Churchill, presenta a un trompetista. Pero no es cualquier "trompetista", es un músico de jazz. Déjame explicarme.

Publicado en Artículos
Jueves, 14 Junio 2012 22:37

Benedicto XVI y el Sagrado Corazón

[El que sigue es un fragmento de la Carta del Papa Benedicto XVI sobre el culto al Corazón de Jesús con motivo del quincuagésimo aniversario de la encíclica “Haurietis Aquas”. También se recormienda dar lectura completa a dicha encíclica, escrita por Su Santidad Pio XII, sobre la devoción al Sagrado Corazón de Jesús.]

«El costado traspasado del Redentor es el manantial al que nos invita a acudir la encíclica “Haurietis aquas”: debemos recurrir a este manantial para alcanzar el verdadero conocimiento de Jesucristo y experimentar más a fondo su amor. De este modo, podremos comprender mejor qué significa conocer» en Jesucristo el amor de Dios, experimentarlo, manteniendo fila mirada en Él, hasta vivir completamente de la experiencia de su amor, para poderlo testimoniar después a los demás. De hecho, retomando una expresión de mi venerado predecesor, Juan Pablo II, “junto al Corazón de Cristo, el corazón humano aprende a conocer el auténtico y único sentido de la vida y de su propio destino, a comprender el valor de una vida auténticamente cristiana, a permanecer alejado de ciertas perversiones del corazón, a unir el amor filial a Dios con el amor al prójimo. De este modo --y ésta es la verdadera reparación exigida por el Corazón del Salvador-- sobre las ruinas acumuladas por el odio y la violencia podrá edificarse la civilización del Corazón de Cristo”».

Publicado en Citas Útiles
Jueves, 14 Junio 2012 00:00

Para ser buenos predicadores

¡Bienvenidos!
Este espacio está dirigido principalmente a sacerdotes y futuros sacerdotes, pero está abierto también a toda persona que tenga interés en aprender a dirigir un mensaje público con convicción, con eficacia y con formas y lenguajes adecuados a los oyentes. Evidentemente aquí nos concentraremos en la homilía y en la predicación u oratoria sagrada, pero creo que muchas de las técnicas y consejos que se aplican a estos ámbitos pueden ser aplicados a cualquier otro campo de la comunicación humana, especialmente a la preparación para hablar en público.

Publicado en Artículos
Viernes, 08 Junio 2012 15:56

Fray Antonio de Montesinos (1475-1540)

Fray Antonio de Montesinos fue un misionero y fraile dominico español que se hizo famoso entre otras cosas por sus enardecidos sermones en la isla La Española, en los que defendió los derechos humanos de los Indios y denunció los abusos de los que eran objeto por parte de muchos de los conquistadores españoles. En realidad, es probable que Montesinos no hubiera sido tan conocido hoy en día si no fuera por los dos sermones que pronunció por encargo de la orden dominica el 21 y 28 de diciembre de 1511. En todo caso, ellos solos, por su fama y por su fuerte contenido, lo hacen merecedor de ser nombrado aquí.

Publicado en Predicadores
Viernes, 08 Junio 2012 15:53

Fulton Sheen (1895-1979)

Peter John Sheen, conocido como “Fulton” (apellido de soltera de su madre), fue un Arzobispo americano, conocido mundialmente por su gran oratoria y por sus numerosas apariciones en radio y televisión. Su causa de canonización, abierta en el año 2002, sigue su curso en la Congregación para las Causas de los Santos, por lo que actualmente es considerado Siervo de Dios.

Publicado en Predicadores
Viernes, 08 Junio 2012 15:43

San Juan Crisóstomo (347-407)

Junto con San Basilio y los dos Gregorios (Niceno y Nacianceno), San Juan Crisóstomo es uno de los grandes padres de la Iglesia de oriente, representante de la llamada “Escuela de Antioquía”. Por su extraordinaria retórica, fue llamado con el apelativo de “boca de oro”, de donde viene el nombre griego de “Crisóstomo”.

De padres cristianos, estudió retórica bajo Libanius, uno de los más grandes oradores de su tiempo. Fue éste quien descubrió en Crisóstomo sus extraordinarias cualidades como orador. Su juventud transcurrió al estilo monástico en su propia casa, y luego de la muerte de su madre, mujer de gran virtud cristiana, por el año 374, se dirigió al desierto, donde vivió como anacoreta, a pesar de tener un precario estado de salud. Precisamente, su debilidad física lo forzó a regresar a Antioquía en el año 386, donde fue ordenado diácono y, cinco años después, sacerdote. En el año 397 fue elegido Obispo de Constantinopla, cargo que le comportó muchos sufrimientos y enemistades, en parte debido a su firmeza en defender la verdad y denunciar el mal públicamente. Murió en fama de santidad en el año 407.

Publicado en Predicadores

«La homilía constituye una actualización del mensaje bíblico, de modo que se lleve a los fieles a descubrir la presencia y la eficacia de la Palabra de Dios en el hoy de la propia vida. Debe apuntar a la comprensión del misterio que se celebra, invitar a la misión, disponiendo la asamblea a la profesión de fe, a la oración universal y a la liturgia eucarística. Por consiguiente, quienes por ministerio específico están encargados de la predicación han de tomarse muy en serio esta tarea.

Publicado en Artículos
Jueves, 07 Junio 2012 21:45

La fuerza de la simplicidad

“Keep it simple”, dicen los norteamericanos, ¡cuánta sabiduría se esconde en esa frase tan escueta! También se suele decir que se mide la verdadera inteligencia de una persona cuando es capaz de explicar las cosas más difíciles en términos sencillos. Y es que la sencillez no necesariamente está en pleito con la profundidad, como equivocadamente muchas veces se cree.

En lo que tiene que ver con la homilía este es un punto esencial para mejorar como predicador. Uno de los vicios más difíciles de superar en la oratoria sagrada es la excesiva complejidad de los discursos, complejidad dada no sólo por la falta de claridad en la sucesión de ideas, sino por la sobreabundancia de conceptos y de puntos tratados.

Publicado en Artículos
Jueves, 07 Junio 2012 21:35

70% de forma y 30% de contenido

Se trata evidentemente de un título equívoco. ¿Cómo puede uno afirmar que para una homilía la forma sea tanto más importante que el contenido? Lejos de nosotros afirmar tal cosa. Es cierto que los elementos de que se componen una buena preparación para este ministerio tienen que ver en mucho mayor medida con el contenido que con la forma, aunque la forma sea de todas formas indispensable para una comunicación exitosa. Pero, paradójicamente, para el momento mismo de la ejecución de la prédica o sermón, la forma adquiere un peso mucho mayor. ¿Por qué?

Publicado en Artículos
Página 4 de 4

Copyright © 2012 Arte de Predicar. Todos los derechos reservados.
Si deseas escribirnos puedes hacerlo desde aquí

Desarrollado por
VE Multimedios