Sábado, 26 Julio 2014 09:48

Con el Evangelio en la mano

Predicar con el Evangelio en la mano no es sino consecuencia de "vivir" con el Evangelio en la mano; es decir, que forme parte de nuestra realidad cotidiana. Esto, a la hora de preparar la homilía, debe traducirse en una pregunta muy concreta: ¿qué me dice a mí la Palabra de Cristo? Y la respuesta a esta pregunta es una de las claves del éxito en la homilía.

Claro que cuando hablamos de la "predicación" no debemos buscar "tener éxito", en el sentido mundano de la expresión, pero sí que debemos hacerlo en el sentido de alcanzar nuestro objetivo, que es llegar a la mente y al corazón de las personas con un mensaje claro y convincente, que tenga para sus vidas un significado concreto y que les motive a ser mejores personas y mejores cristianos.

Publicado en Artículos

Copyright © 2012 Arte de Predicar. Todos los derechos reservados.
Si deseas escribirnos puedes hacerlo desde aquí

Desarrollado por
VE Multimedios