Martes, 30 Abril 2013 12:41

La novedad de Dios

Valora este artículo
(0 votos)

«¿Ven?, la novedad de Dios no se asemeja a las novedades mundanas, que son provisorias, pasan y siempre se busca algo más. La novedad que Dios ofrece a nuestra vida es definitiva, y no sólo en el futuro, cuando estaremos con Él, sino también hoy: Dios está haciendo todo nuevo, el Espíritu Santo nos transforma verdaderamente y quiere transformar, contando con nosotros, el mundo en que vivimos. Abrámosle la puerta, dejemos que Él nos guíe, dejemos que la acción continua de Dios nos haga hombres y mujeres nuevos, animados por el amor de Dios, que el Espíritu Santo nos da.»

(S.S. Francisco 28.4.13)

Podemos ver una novedad también en las realidades mundanas. De hecho, la vida en sí misma nos ofrece muchas novedades. Pero aquí el Papa Francisco nos enseña que existe una novedad que es superior, pues viene de Dios, y es una novedad tal que hace a su vez nuevas todas las cosas. La novedad que viene del mundo se da en la variedad, en la originalidad, y a veces en el cambio por el cambio, pero tarde o temprano revela su naturaleza aparente o pasajera. En cambio la novedad que viene de Dios no está en la variedad, sino en la infinitud. Su amor es siempre nuevo porque es siempre pleno e inagotable. El don de Dios al hombre lo hace feliz porque es siempre total y lo realiza de una manera permanente y completa. Dios nos ofrece desde ya una novedad definitiva, pero que nos revelará toda su fuerza maravillosa recién en el encuentro definitivo con Él.

 
Visto 664 veces Modificado por última vez en Martes, 30 Abril 2013 12:56

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML.

Copyright © 2012 Arte de Predicar. Todos los derechos reservados.
Si deseas escribirnos puedes hacerlo desde aquí

Desarrollado por
VE Multimedios