Miércoles, 06 Marzo 2013 08:48

Entre nosotros y el Cielo o el Infierno

Entre nosotros y el Cielo o el Infierno, está solamente la vida, que es la cosa más frágil del mundo. (Blaise Pascal)

El hombre, a causa del pecado, es ciego a la realidad de su contingencia. Millones de personas van por el mundo ocupadas en cosas inútiles y haciendo proyectos sobre su futuro, y no se dan cuenta lo cerca que están de la muerte.

 
Publicado en Sentencias
Jueves, 28 Febrero 2013 00:00

Jueves II de Cuaresma

Lecturas: Jr 17,5-10; Sal 1; Lc 16,19-31

El verdadero pecado del rico

Captación

En esta "parábola" dicha por Jesús lo que se produce es una verdadera "inversión" de los hechos o, si se quiere, un giro de 180 grados. Quien al principio aparece como hombre rico y feliz, en el descenlace es quien sufre tormentos. Quien al principio era pobre y despreciado, en el desenlace aparece compartiendo la dicha del Cielo y la vida eterna.

Cuerpo

¿Acaso el mensaje de esta historia propuesta por Jesús es que tiene riqueza y es feliz en esta vida sufrirá en la otra y viceversa? [lo que sería aún más claro por las palabras de Abrahám: "Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces." Ciertamente, no. El detalle está en la parte inicial. El pecado del hombre rico no está tanto en el hecho de tener bienes y disfrutar de ellos, sino en el hecho de ignorar completamente el sufrimiento de su prójimo y poner toda su confianza en los goces terrenos y pasajeros, lo cual es implícito en el relato. El juicio y la condenación recaen sobre él no por su condición, sino por su forma de vida y por los valores a los que dio el primer lugar, por encima de la compasión y de la caridad. Su fin no es sino una consecuencia de sus propias decisiones.

Conclusión

La pregunta acerca de la caridad con el prójimo es siempre incómoda, porque inmediatamente nos hace pensar en todo lo que podríamos hacer por los demás y no hacemos. Este tiempo de Cuaresma sin duda nos invita a hacer un examen de conciencia sobre este tema. Como sabemos, la verdadera naturaleza del "juicio", como decía San Agustín, es ser un examen sobre el amor.

Otras Ideas

  • Una de las cosas a las que apunta esta parábola es a ser una suerte de catequesis o enseñanza sobre la existencia del Infierno y del Cielo. No es la única vez que Jesús sugiere la existencia del Infierno y la posibilidad real de la condenación, lo que forma parte de nuestra fe.
  •  
    Publicado en Ideas para hoy

    Copyright © 2012 Arte de Predicar. Todos los derechos reservados.
    Si deseas escribirnos puedes hacerlo desde aquí

    Desarrollado por
    VE Multimedios