Jueves, 26 Marzo 2015 00:00

Jueves V de Cuaresma 2015

Publicado en Ideas para hoy
Miércoles, 27 Noviembre 2013 00:00

Maturin, el predicador (parte III)

[Parte 1]

[Parte 2]

El padre Maturin era de gran ayuda con quienes eran probados con dificultades intelectuales y morales contra la fe cristiana. Y también aquí, como en el caso de la resistencia al mal, animaba a una confianza positiva en Dios antes que a centrar toda la atención en las dificultades mismas, considerando que muchas de ellas están más allá de nuestra capacidad mental y pertenecen al universo de Dios, y por lo tanto no pueden ser resueltas en esta tierra. Nos encontramos con dos clases de dificultades: las que proceden de nuestra vida interior y las que vienen de afuera. Miremos las segundas... Ellas convierten nuestra vida en una prueba, un examen: y la última gran tormenta será siempre la peor de todas; pero si logramos atraversar las otras, lograremos también superar la última.

Publicado en Predicadores

En el capítulo anterior nos referimos a la dificultad de tratar en la homilía ciertos temas que, aunque esenciales a la fe cristiana, son para los fieles difíciles de comprender o digerir. Tenemos siempre como preocupación de fondo encontrar una manera de presentar de manera positiva y convincente realidades como la muerte o el pecado. En este segundo artículo vamos a tomar como punto de reflexión una idea que apareció en el Evangelio del último domingo (XXIII del Tiempo Ordinario, ciclo “C”): la necesidad de tomar consciencia. ¿Tomar consciencia de qué? Pues de todo, de quienes somos, de qué hacemos aquí, de la vida misma.

Esta enseñanza de Jesús es coherente con muchos pasajes en los que se refiere a la actitud de la vigilancia y de la prudencia frente a un fin que puede llegar en cualquier momento y que nos puede sorprender como “un ladrón en la noche”.

Publicado en Artículos

Publicado en Materiales
Miércoles, 06 Marzo 2013 08:48

Entre nosotros y el Cielo o el Infierno

Entre nosotros y el Cielo o el Infierno, está solamente la vida, que es la cosa más frágil del mundo. (Blaise Pascal)

El hombre, a causa del pecado, es ciego a la realidad de su contingencia. Millones de personas van por el mundo ocupadas en cosas inútiles y haciendo proyectos sobre su futuro, y no se dan cuenta lo cerca que están de la muerte.

 
Publicado en Sentencias

Copyright © 2012 Arte de Predicar. Todos los derechos reservados.
Si deseas escribirnos puedes hacerlo desde aquí

Desarrollado por
VE Multimedios