Jueves, 06 Junio 2013 12:32

El verdadero poder es el servicio

«El verdadero poder es el servicio. Cómo lo hizo Él, que no vino para ser servido, sino para servir, y su servicio ha sido el servicio de la Cruz. Él se humilló hasta la muerte, la muerte en la Cruz, por nosotros, para servirnos a nosotros, para salvarnos. Y no hay otro camino en la Iglesia para seguir adelante. Para el cristiano, ir adelante, progresar significa abajarse. Si no aprendemos esta regla cristiana, nunca, nunca seremos capaces de entender el verdadero mensaje de Jesús sobre el poder»

Publicado en Citas Útiles
Miércoles, 06 Marzo 2013 08:41

Cuando se ha cometido una falta

Cuando se ha cometido una falta, no debe confesarse, sino obstinarse en ella hasta conseguir el éxito, cueste lo que cueste; así se triunfa. (Napoleón)

Esta frase se puede utilizar como recurso "shock". Es decir se hace una citación que a todas luces es contraria a cualquier enseñanza evangélica; contraria a la humildad, a la caridad e incluso a la racionalidad. Pero, precisamente, puede servir para ilustrar, por contraposición, la naturaleza del corazón humano cuando se corrompe por influjo de la soberbia y del afán de poder.

Publicado en Sentencias
Sábado, 09 Febrero 2013 00:00

Sábado IV del Tiempo Ordinario

p>Lecturas: Hb 13,15-17.20-21; Sal 22; Mc 6,30-34

El bueno uso del poder

Captación

Hay un paralelismo escondido entre el Evangelio que acabamos de escuchar y el que se proclamó el día de ayer. Pero es un paralelismo por contraposición. Es decir, ayer veíamos a Herodes organizando un banquete y haciendo uso de su poder para congraciarse con una bella joven. El uso que hace Herodes de su poder, termina traicionándolo, ya que se siente obligado a degollar a Juan por no faltar a una promesa. En el caso de Jesús, el poder está al servicio de la compasión

Cuerpo

Así es que el poder tiene siempre estas dos posibilidades: puede devolver la vida a los demás, puede ser un instrumento de servicio, y puede aplastar a los demás por ser obstáculos para el dominio, auténticos enemigos. Es la más antigua de las antinomias que reina en el corazón del hombre: amor y egoismo. Al banquete de Herodes se opone radicalmente el banquete de la Eucaristía, figurado y representado también en la multiplicación de los panes. Jesús siente compasión de nosotros, sabe que andamos como ovejas sin pastor [Es muy significativo que hoy la liturgia nos ofrezca el bellísimo salmo 22, "el Señor es mi Pastor, nada me falta"], sabe que necesitamos el alimento espiritual que nos dé la vida verdadera.

El mundo está lleno de "pastores". Algunos son como Herodes, que viven por los banquetes mundanos y mueren en ellos, y usan su poder para arrastrar a otros consigo. Jesús, en cambio, es el Pastor bueno que conduce a sus ovejas a los pastos de la vida eterna. El hombre muchas veces no es malo, pero elige mal a sus "pastores". Va detrás de espejismos y de ilusiones. Jesús tiene un "modo" de ejercer el poder que parece menos atractivo a los ojos del mundo.

Conclusión

Y nosotros, ¿seguiremos ignorando al Señor? ¿Seguiremos ignorando su corazón lleno de compasión por nosotros mismos, que tantas veces erramos por el mundo, por nuestro pequeño mundo, como esas ovejas hambrientas? Acudamos a Jesús. Elijámoslo a Él como nuestro Pastor, nuestro único Pastor.

Otras Ideas

  • Es interesante considerar lo que Jesús hace con su sentimiento de compasión. ¿Cuál es el verdadero pan? ¿El material o el espiritual? Jesús siente compasión porque ve corazones vacíos, necesitados de sentido, sedientos de eternidad. Su compasión, pues, es de un carácter muy superior, es una compasión que recoge el lamento de las fibras más profundas del sufrimiento humano, y se siente solidario con él.
  •  
    Publicado en Ideas para hoy

    Copyright © 2012 Arte de Predicar. Todos los derechos reservados.
    Si deseas escribirnos puedes hacerlo desde aquí

    Desarrollado por
    VE Multimedios