[Reproducimos aquí un estracto de la obra "Lo que debe saber el orador", de Aureliano Abenza (1913)] Se plantea la diferencia entre los temas referidos en el título. Muy recomendable.]

Si la oratoria es le arte de emplear el pensamiento y la palabra hablada para conseguir el convencimiento y la persuasión, no necesita estar en oposición con la estética, antes al contrario ésta podrá ser un elemento auxiliar de primer orden. Lo bello atrae, lo feo repuna, y un discurso bello se atrae el ánimo y lleva a la persuasión o prepara para ella.

Publicado en Artículos

Copyright © 2012 Arte de Predicar. Todos los derechos reservados.
Si deseas escribirnos puedes hacerlo desde aquí

Desarrollado por
VE Multimedios