Viernes, 08 Junio 2012 15:53

Fulton Sheen (1895-1979)

Valora este artículo
(5 votos)

Peter John Sheen, conocido como “Fulton” (apellido de soltera de su madre), fue un Arzobispo americano, conocido mundialmente por su gran oratoria y por sus numerosas apariciones en radio y televisión. Su causa de canonización, abierta en el año 2002, sigue su curso en la Congregación para las Causas de los Santos, por lo que actualmente es considerado Siervo de Dios.

Nació en El Paso, Illinois, en el seno de una familia católica. Luego de su etapa escolar, siguió estudios de “artes liberales” en el entonces funcionante instituto católico de “Saint Viator” (Illinois), y luego en el Seminario “Saint Paul”, en Minnesota. Fue ordenado sacerdote el 20 de septiembre de 1919 y siguió otros estudios en la “Catholic University of America in Washington”. Posteriormente, en 1923, obtuvo el grado de doctor en la Universidad Católica de Leuven (Bélgica), y allí se convirtió en el primer norteamericano en obtener el premio “Cardenal Mercier”, otorgado a los mejores tratados filosóficos. Como sacerdote, combinó su ministerio pastoral como párroco con actividades docentes en filosofía y teología, hasta que fue designado Obispo Auxiliar de Nueva York en 1951, cargo que llevó hasta 1966, en que fue nombrado Obispo de Rochester hasta su renuncia, en 1969. Murió a raíz de una enfermedad cardiaca el 9 de diciembre de 1979.

El Arzobispo Fulton Sheen fue un verdadero apóstol de los mass media. Durante 20 años (1930-1950) condujo el programa católico de radio “The Catholic Hour”, llegando a tener una audiencia semanal de 4 millones de radio-escuchas. En una ocasión, en 1946, el informativo Time se refirió a él como “the golden-voiced Msgr. Fulton J. Sheen, U.S. Catholicism’s famed proselytizer” (haciendo referencia, sin saberlo, a quien fuera tal vez el más grande orador cristiano de todos los tiempos: San Juan Crisóstomo), e informó que su programa de radio recibía entre 3 mil y 6 mil cartas semanales.

Dejó la radio en 1950 y pasó a conducir el famoso programa televisivo “Life is Worth Living” (1951-1957), y luego “The Fulton Sheen Program” (1961-1968). No cabe la menor duda de la extraordinaria capacidad retórica y comunicativa que tenía el arzobispo Sheen. De hecho, le hizo acreedor en dos ocasiones a un “Emmy Award” como “Personalidad Televisiva más destacada”. Durante muchos años sus programas televisivos ostentaron los mayores niveles de rating en los Estados Unidos. Pero lo más sorprendente es que su programa consistía simplemente en él hablando en un sencillo set frente a una pequeña audiencia que asistía al programa; no utilizaba guiones o pistas, simplemente su oratoria y, de vez en cuando, una pizarra y una tiza.

Su primer programa televisivo había sido programado originalmente para los jueves en la noche, y no se esperaba que tuviera una audiencia tan amplia. Sin embargo, llegó a superar los niveles de audiencias de programas famosos como el de Milton Berle y Frank Sinatra, dos verdaderos “grandes” del espectáculo. El primero de ellos, en una ocasión, bromeó diciendo: “Si voy a ser sacado del primer lugar por alguien, mejor que sea por Aquel por quien está hablando Monseñor Sheen”. El programa “Life is Worth Living” pasó de ser transmitido por 3 estaciones televisivas a 15 en los primeros dos meses. Llegaban cartas a un promedio de 8.500 por semana. En 1952, al ganar su primer Emmy, Fulton Sheen afirmó: “es hora de pagar tributo a mis cuatro guionistas: Mateo, Marcos, Lucas y Juan”.

Una de sus más famosas presentaciones ocurrió en 1953, cuando denunció a la Unión Soviética por el régimen de Joseph Stalin; en él, realizó una lectura dramatizada del entierro de Julio Cesar, por William Shakespeare, cambiando los nombres de César, Marco Antonio y Bruto, por los de Joseph Stalin, Lavrenly Beria Georgy Malenkon y Andrey Vyshinsky. Terminó diciendo: “Un día Stalin tendrá que afrontar su juicio”. Una semana después, el dictador sufrió un paro y murió. El show, que duró hasta 1957, llegó a tener una audiencia de más de 30 millones de personas por semana.

Pero la actividad pastoral y evangelizadora de Fulton Sheen no se redujo a su participación en radio y televisión. Además de su intensa actividad por el ministerio episcopal y sus múltiples encuentros con niños, jóvenes y adultos, con quienes tenía una llegada personal fuera de lo común, fue nombrado en 1958 Director de la Sociedad para la Propagación de la Fe, organismo que sigue en funcionamiento hoy en día y recauda fondos para las misiones en el mundo. Se reconoce la participación directa de Monseñor Sheen en la conversión de numerosas personas a la fe católica, muchas de ellas famosas, como el escritor agnóstico Heywood Broun, la escritora, periodista y política Clare Boothe Luce, el fabricante de autos Henry Ford II, el escritor comunista Louis F. Budenz, el diseñador teatral Jo Mielziner, el violinista y compositor Fritz Kreisler y la actriz Virgina Mayo, entre otros.

Por si todo esto fuera poco, Fulton Sheen escribió un total de 73 libros, la mayoría de corte divulgativo de la fe cristiana, de amplia popularidad, además de numerosos artículos y columnas.

El 2 de octubre de 1979, dos meses antes de la muerte del Arzobispo Sheen, el Papa Juan Pablo II en su primer viaje apostólico a los Estados Unidos, visitó la Basílica Catedral de San Patricio, abrazó a Fulton Sheen y le dijo: “Has escrito y has hablado muy bien de nuestro Señor Jesucristo, eres un hijo fiel de la Iglesia”.

Visto 2024 veces Modificado por última vez en Jueves, 14 Junio 2012 23:42

1 comentario

  • Enlace al Comentario José Dionicio Vázquez Lunes, 18 Junio 2012 15:20 publicado por José Dionicio Vázquez

    No soy sacerdote, pero estoy convencido de que en la predicación y el testimonio de vida de un sacerdote, está la respuesta que mundo busca aun y cuando no se es conciente de estarla buscando o incluso antes de formular sus propias preguntas.

    Dios lo guarde
    nicho

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML.

Copyright © 2012 Arte de Predicar. Todos los derechos reservados.
Si deseas escribirnos puedes hacerlo desde aquí

Desarrollado por
VE Multimedios