Lunes, 13 Abril 2015 16:16

El absurdo del hombre y de su universo

Valora este artículo
(1 Votar)

«Cuando más conocemos el Universo, más absurdo parece». (Steven Weinberg)

Esto es lo que afirma el premio nobel Steven Wainberg hacia el final de su libro “Los primeros tres minutos”, en el que habla del origen y la evolución del Universo. Y, efectivamente, todo es absurdo si negamos que exista un Creador. Resulta absurdo, por ejemplo, que este mundo en el que vivimos resulte ser una mínima partícula en la inmensidad del Universo; resulta absurdo que hayamos pasado de un contexto geográfico y térmico completamente hostil en sus orígenes, a ser un planeta habitable, tan lleno de belleza y de maravillas, y que al mismo tiempo esté destinado a su total destrucción. ¿Qué sentido tiene todo esto? Y podemos aplicar este pensamiento a nosotros mismos: nuestra vida, con sus limitaciones y sus problemas, misma resulta un completo absurdo. Es absurdo que vivamos esta vida y tengamos anhelos y deseos tan altos, si sabemos que estamos destinados a nuestra completa extinción.

 

Visto 435 veces Modificado por última vez en Lunes, 13 Abril 2015 16:29
Más en esta categoría: « ¿Inconveniencia o aventura?

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML.

Copyright © 2012 Arte de Predicar. Todos los derechos reservados.
Si deseas escribirnos puedes hacerlo desde aquí

Desarrollado por
VE Multimedios